¿Es bueno tener una relación a distancia?

Escrito   ▪  24/07/2012

article-image-6559

    Lo sabemos, existen situaciones que te hacen estar lejos de él, descubre los beneficios y problemas que surgen por separada de tu pareja

    Para que la distancia no se convierta en olvido, es importante tener claro que para mantener una relación de lejos, el amor debe ser verdadero; de tal forma que la lejanía no sea más que una etapa que servirá para acercarse, una vez consolidados, el uno al otro.

    Lo malo

    Te necesito cerca: Frente a esto surgen problemas muy naturales, como la necesidad de contacto físico para sentirse querido. Aunque gracias a la tecnología es posible sentirse cerca, nada reemplaza ver a la persona, sentir su voz o poder contar con ella. También pueden generarse malos entendidos frente a algunas conversaciones, pues el Messenger o el teléfono nunca van a reemplazar la comunicación cara a cara.

    ¿Puedo confiar en ti? Existen otros contras como el riesgo de una infidelidad, pues si bien existe un sentimiento de por medio, es posible que las personas que no están tan enamoradas se relacionen con más gente y nunca se sepa. Esto lleva a los celos, lo que puede causar numerosas peleas. Otro punto negativo es que la relación puede enfriarse o destruirse debido a la distancia.

    Lo bueno

    Ya quiero verte: Los beneficios están relacionados con que las relaciones de lejos forman expectativas sobre los encuentros, lo que hace que al verse se produzca un mayor gusto. Asimismo, la magia y la emoción de verse son mayores, lo que ayuda a la relación; pues siempre hay algo de que hablar intentando aprovechar cada momento.

    Somos libres: La libertad es uno de los grandes aspectos positivos que tiene una relación a distancia, pues no existe un eje centralizado en la pareja; sino que es posible dedicarse a uno mismo y a los amigos sin quitarle tiempo al novio y aprovechando al máximo cuando se vean.

    Vivir juntos o alejarse

    Los riesgos de mantener una relación sentimental de estas características son varios:

    a) La falta de apego.
    b) La carencia de apoyo.
    c) El temor a una infidelidad.
    d) Una mayor probabilidad de olvidarse del otro y mantener una vida diferente en la que no se comparten actividades ni proyectos comunes.

    En ocasiones, la distancia pesa demasiado en la relación sentimental y la pareja entra en crisis. Esto es lo que le sucedió a Ana María Calvo y a Jaime González, de 29 y 33 años, respectivamente. Esta pareja de psicólogos vive su amor a distancia desde hace casi siete años entre Madrid, donde vive ella, y Santander, en la que él reside.

    "Los continuos viajes, los bonitos reencuentros y las interminables llamadas de teléfono no nos llenaban emocionalmente. Nos dimos un tiempo para reflexionar sobre nosotros, nuestra relación y pensar en el futuro. Decidimos seguir, aunque separados, pero con un objetivo claro, vivir juntos allí donde ambos tengamos trabajo", cuenta Ana María.

    Seguir juntos o separados: Ésa es la cuestión que se preguntan estas parejas cuando llegan a un determinado punto de su relación. "Por lo general, las parejas llegan a una etapa en que se plantean unirse o romper. Esta decisión debe tomarse con calma, pensando en las ventajas o en los inconvenientes que conlleva este importante paso y reflexionando en cómo va a afectar a ambas partes. En definitiva, la opción que se elija debe beneficiar a los dos miembros de la pareja", concluye Alicia Herrero, psicóloga.

    Claves para mantener el amor a distancia

    La psicóloga María Jesús Álava aporta una serie de recomendaciones para evitar las crisis y el desinterés que puede producirse en este tipo de relaciones, marcadas por el alejamiento:

    1.Actuar con generosidad: Tanto el miembro que se queda en la ciudad de origen como el que se marcha deben ser tolerantes, flexibles y comprensivos, aunque a veces las condiciones no son fáciles ni favorables. Interesarse por lo que el otro hace a diario.

    2. Realizar constantes muestras de afecto: La pareja debe esforzarse en positivo, desde los sentimientos y las emociones, no desde lo negativo como los reproches. Es necesario que expresen a diario lo mucho que se quieren y se echan de menos para fortalecer su vínculo afectivo. Pedirle consejo al otro cuando se necesite.

    3. Evitar imponer nuestro criterio: Ambos miembros pasarán por momentos duros y difíciles, pero esto no debe llevarles a imponer su criterio ni intentar manipular al otro para que regrese o hacerle sentir culpable por estar lejos de su pareja y de sus hijos.

    4. Evitar las mentiras: Los engaños duelen mucho, sobre todo cuando se intentan ocultar y a la larga se descubre la verdad. Una mentira puede matar una relación que esté en un momento crítico.

    Por Jimena Carmona 

    esmas.com

La Que Buena - KBUA 105.5 / KBUE 94.3 FM - Los Angeles | Aqui Estas: