Joan Sebastian es un hombre afortunado y trágico - El cantante ha sobrevivido al cáncer y al asesinato de sus dos hijos.

Escrito   ▪  15/04/2013

article-image-14099

El escritor colombiano Gabriel García Márquez suele decir que el 13, un número con tanta mala fama, es en realidad de suerte y fortuna. Sucede que los que se beneficiaron de su influjo, afirma el Nobel, hicieron correr el rumor de que era nefasto para poder satisfacerse exclusivamente con su buena estrella.

 

Sin quererlo, el músico guerrerense Joan Sebastian coincide con el autor de 100 años de soledad, al hablar ante la prensa reunida en el enorme patio de su lujosa finca en Cuernava y decir, con esa voz suave y reconocible por la que es a menudo llamado "el poeta del pueblo", que el número 13 es el de la suerte.

 

Tiene 61 años y está entero. A pesar de que hace 13 años fue diagnosticado con un mieloma múltiple por cuya gravedad los médicos no le daban más de un mes de vida. 13 años tenía cuando llegó una guitarra a su vida. 13 letras tiene su nombre artístico. 13 corazones tiene la guitarra que Gibson fabricó especialmente para él. 13 es la suma de ocho hijos y cinco madres.

 

"Supongo que tengo una misión que cumplir todavía en esta dimensión, cuando la cumpla y vean que morí, será porque Dios me puso palomita y me llevó con él", dijo ayer, enfundado en un traje negro, sombrero y botas al uso, para presentar, puntualmente a las 13, el 13 del 2013, su nuevo disco.

 

Se trata de un álbum hecho con "rejuntes": 13 canciones que ya fueron éxito en otras voces, por caso Vicente y Alejandro Fernández y el argentino Diego Verdaguer, entre otros.

 

13 celebrando el 13 (Universal Music) es el trabajo de un hombre que asegura no tener tiempo para aburrirse, llevando como lleva una vida sin planes, donde la sorpresa constituye el mejor legado que le otorga estar vivo casi "de milagro".

 

"Lógicamente mi vida tiene una dirección, un horario, pero me encantan los imprevistos", admite elcantautor nacido el 8 de abril de 1951 en Juliantla, Guerrero.

 

"Este nuevo disco, por ejemplo, es fruto de un evento inesperado, que aconteció cuando mi ingeniero de toda la vida, Dennis Parker, decidió irse de gira con su grupo y posponer la producción del material inédito que estábamos armando", contó.

 

"No se trata de un rescate, porque mis canciones no estaban perdidas. Por el contrario, habían sido éxitos en boca de artistas que admiro. Se trata de un regreso al corazón del hombre que las creó", dijo al tiempo de presentar un video para el tema "La derrota", que hiciera conocer Vicente Fernández y que constituye el segundo sencillo de 13 celebrando el 13.

 

El affaire WILL.I.am

 

No pudo, como es lógico, zafar de la pregunta en torno a su tan criticado trabajo con el músico estadounidense WILL.I.am, con quien sostiene una profunda amistad desde hace años.

 

Joan Sebastian se defendió de las burlas de que fue objeto por su mala pronunciación del inglés, un idioma que le resulta familiar. "He amado a tres mujeres con las que hablaba solamente en inglés y por supuesto las canciones que escribí para ellas eran en ese idioma", dijo.

 

"Además, le rezo a Dios en inglés, no sé por qué", confiesa. "Efectivamente, no es un trabajo cuidado, es sólo una maqueta y él, como amigo que es, tenía la autorización para hacer con mi imagen lo que quisiera. Debo decir que el fenómeno que se generó en la red no me desagrada en absoluto, al contrario", manifestó.

 

 

Los problemas con Televisa

 

Hace tiempo que el nombre de Joan Sebastian suena como uno de los jurados posibles para la edición mexicana de La Voz, pero los problemas con Televisa vienen de lejos y todos tienen que ver con la manera de ser justipreciado su trabajo por el poderoso canal de Emilio Azcárraga.

 

De tiempos de la OTI, cuando Paty Chapoy, entonces asistente de Raúl Velasco y el ya fallecido periodista lo hicieron a un lado por sus críticas a la manera en que estaba organizado el concurso o al reciente episodio vivido con la actriz Aracely Arámbula, quien le pidió un tema para su telenovela, el músico no logra ponerse de acuerdo con los directivos "televisos".

 

"Mi amiga Aracely me pidió un tema que hice con mucho gusto, pero cuando llegó el momento de negociar no me quisieron pagar lo que creo que valgo. Así que hice la canción, pero no se pudo pasar por causas que no tienen que ver con mi relación personal con ella", contó.

 

Un hombre afortunado y trágico

 

En contraposición con el momento cúlmine que vive en su extensa carrera profesional, cuando músicos de otros géneros reconocen la trascendencia de su legado, José Manuel Figueroa (Juliantla, Guerrero, 8 de abril de 1951), conocido como Joan Sebastian, sintió el latigazo implacable de la violencia que asuela a nuestro país.

 

A menos de cuatro años de haber perdido a su hijo Trigo Figueroa, quien en agosto de 2006 recibió un disparo en la cabeza al final de un concierto que su padre había dado en Texas, el autor de éxitos como "Sembrador de amor" y "Para siempre", enterró en 2010 a Juan Sebastián, asesinado en un hotel de Cuernavaca.

 

El muchacho tenía 32 años y en las puertas de un centro de diversión habría tenido una discusión con un guardia de seguridad que le costó la vida. El hecho fue reivindicado por El Cartel del Pacífico, grupo integrado por los hermanos Beltrán Leyva y que se adjudicó la responsabilidad del asesinato.

 

"El rey del jaripeo" pidió justicia entonces para sus hijos asesinados.

 

El autor de "Tatuajes", como se sabe, tuvo una infancia difícil y una juventud dedicada a la fe católica, con una devoción que le hizo nacer la vocación de sacerdote, oficio al que quiso entregar su vida hasta que escuchó con más fuerza el llamado de la música.

 

A los 17 años abandonó el seminario e impulsado por la famosa cantante Angélica María comenzó a dar a conocer sus composiciones. Hoy es un afiatado artista que goza de una posición económica privilegiada y de una popularidad inmensa en su país, merced a un gran puñado de canciones muy conocidas entre el público.

 

Sobreviviente de un cáncer de huesos que se le despertó en 1999 y del que logró salir adelante gracias a un tratamiento con células madre, el artista es alabado por la crítica que lo considera "uncompositor lleno de recursos".

 

Músicos de otras esferas como la cantante Tonana, quien ha grabado reciente una versión impresionante de su tema "Dos mares" o el argentino Andrés Calamaro, quien ha manifestado su deseo de cantar junto a él, deslumbrado por su disco de 2007 No es de madera, Joan Sebastian es admirado por sus pares.

 

Frente a la violencia que tanto lo ha marcado, el artista se redime como un férreo opositor a las armas, al tiempo que aplaude la labor emprendida por el poeta Javier Sicilia, otro padre al que las fauces del terror le arrancó a su único hijo, cruelmente torturado y asesinado precisamente en Cuernavaca, un hecho por el que fundó el Movimiento por la Paz.

 

Sin embargo, también es crítico al considerar que "el señor Javier Sicilia está mal informado, debería saber por ejemplo que una de las placas de las víctimas honradas por su movimiento, "corresponde a un poderoso sicario y asesino de la zona (por Cuernavaca)", dijo.

 

A propósito del pasado sexenio que dejó aproximadamente 100 mil muertos en este país merced a la llamada Guerra del Narco, el artista insistió en estar "en contra de la violencia y de las armas", al tiempo que consideró que el expresidente Felipe Calderón "tenía buenas intenciones pero las cosas no le salieron".

 

laopinion.com

La Que Buena - KBUA 105.5 / KBUE 94.3 FM - Los Angeles | Aqui Estas: