Los Rivera reconciliados en concierto de Lupillo

Escrito   ▪  27/05/2013

Se sabía de ante mano que el concierto sería emotivo. Desgarrador. Lupillo Rivera ofreció un concierto para guardar y dejarlo fresco en la memoria.

El homenaje nostálgico para recordar a Jenni Rivera, fue también una celebración a la reconciliación —por lo menos durante la velada— de una familia enfrascada en el escándalo por sus frecuentes confrontaciones, derivadas luego de la muerte de la cantante.

A la presentación que Lupillo ofreció el viernes en el Nokia Theatre, además de sus fans y los seguidores de su hermana —que sumaron en más—, llegaron sus hermanos Gustavo —con quien tuvo un fuerte enfrentamiento— y Juan, sus padres doña Rosa y don Pedro, y el hijo de Jenni, Michael Marín.

Todos: resolviendo una pena. Todos, incluso la audiencia casi en su mayoría —hombres y mujeres— llorando ante las imágenes de Jenni proyectadas en una pantalla, combinadas con las de una madre que durante el concierto rompió en llanto varias veces y un hijo que también lloraba sin consuelo, mientras Lupillo cantaba Yo te extrañaré, que se ha convertido como un himno dedicado a la cantante.

Por momentos el Toro del corrido —como también se le refiere a Lupillo— se quebró en llanto, y le costó trabajo continuar varios estribillos del tema Ya lo sé, que hiciera famoso Jenni.

Resulta imposible hacer una reseña del concierto sin enfatizar en la familia, porque en todo momento fue una especie de mezcla entre los Rivera que se encontraban en la audiencia y el que cantaba sobre la tarima.

El público estaba pendiente de todos; incluso por momentos perdía protagonismo el propio Lupillo. Como cuando llegó Gustavo —con quien no se hablaba—, quien fue recibido con una fuerte ovación. Los asistentes parecían celebrar el reencuentro.

Lupillo Rivera estaba en casa. Con su familia, con los amigos —sus vecinos de Long Beach, la ciudad donde creció—, otros familiares y sobre el escenario que alguna vez pisó su hermana con rotundo éxito y en donde decidió terminar los homenajes en su honor.

El concierto arrancó con gran algarabía al Son de la negra y luego apareció él, con una botella de licor en mano cantando En el último trago, que más bien fue el primero de muchos.

Acompañado de mariachi, banda de viento y norteño, el interprete se paseaba de un ritmo a otro cantando la mayoría de los covers con los que alcanzó éxito como Son tus perjúmenes,El barzónSufriendo a solas y algunos con los que se dió a conocer, narcocorridos como El moreñoVida mafiosa y El pelotero, tema con el que invitó a Juan a subir al escenario para cantar.

Para entonces, los Rivera parecían haber resuelto sus diferencias —por lo menos en ese momento—, para darle apoyo al Toro del corrido.

Juan dejó en claro. "Honor a quien honor merece. Siempre lo he dicho que estoy orgulloso que este ca... haya sacado la bandera de la familia Rivera", dijo. "A pesar de todos los problemas, la familia es la familia, él y yo nos podemos agarrar a chin... pero el ca... que lo quiera tocar a él se va a romper la madre conmigo".

A partir de hoy, comienza una nueva etapa en la carrera de Lupillo Rivera, que tendrá que mantener con éxitos musicales y originalidad.

El recinto —con capacidad para 7 mil personas— que, en algún tiempo llenó, en esta ocasión no lo logró. Su actuación no desencantó a los seguidores de Jenni, que quedaron complacidos pero estaban ah, para recodarla y llorarle a ella.

 

laopinion.com

www.fiestaspatrias2013.com

La Que Buena - KBUA 105.5 / KBUE 94.3 FM - Los Angeles | Aqui Estas: