Los Tigres del Norte capos de la música norteña

Escrito   ▪  01/12/2014

article-image-24086

Jorge, Hernán, Eduardo y Luis Hernández junto a Óscar Lara -el único que es primo y no hermano., son Los Tigres del Norte, la banda mexicana que pegó primero en el género del narcocorrido y, por lo tanto, la banda que pegó más duro. Han grabado medio centenar de discos, más de 700 canciones, 16 películas y un MTV Unplugged con los artistas del pop y del rock más famosos de América Latina: Juanes, Julieta Venegas, Paulina Rubio, Andrés Calamaro, Calle 13, Diego Torres y Zack de la Rocha. Tienen un Grammy Anglo y cinco latinos y, de tanto cantar las historias de México -Historias de ‘Mojados’, de políticos corruptos o de narcos asesinados a balazos-, se convirtieron en la voz de los ilegales, en una suerte de héroes con superpoderes para entrar al congreso de Estados Unidos.

La vida de Los Tigres del Norte es su mejor corrido. Cuatro niños (tres hermanos y un primo) salieron de Rosa Morada, Sinaloa, con los pantalones rotos, un par de instrumentos y algunas coreografías improvisadas. Fueron a probar suerte porque sus familias tenían hambre. Y crecieron en cantinas de mala muerte, en bares de poca monta, entre putas y borrachos.

Llegaron por suerte a Estados Unidos y por suerte, quizás, se quedaron de ilegales. No tenían mucho ni conocían a nadie. Pero siguieron tocando donde hubiera chance y grabando discos que nadie oía. Hasta que al fin uno se oyó: La Camelia. Contrabando y traición.

Desde entonces, los hermanos Hernández (más tarde salió Raúl y entraron Eduardo y Luis) han sido los juglares de México. Sus letras –directas y certeras como balas de metralleta– han contado las historias de los que pasaron por el hueco buscando, como ellos, multiplicar sus pesos. O aquellos que decidieron multiplicarlos por billones y terminaron presos o acribillados en cualquier esquina.

Como en los buenos corridos, los hambrientos niños de Rosa Morada ya no pasan penas. Mandan en lo que hacen. Han grabado más de 55 discos, 700 canciones, 16 películas, ganaron un Grammy anglo y 5 Grammy latinos. Tampoco le tienen miedo a “la migra”. Son la voz de esos mexicanos que se juegan el pellejo en el desierto de Arizona. Han marchado junto a los ilegales, han abogado por ellos en el Congreso de Estados Unidos y hasta le han dado serenata a Obama frente a la Casa Blanca. Jorge se ganó su mote: “El jefe de jefes”. Y su banda es el referente más pesado de música norteña en el mundo.

Por: eltiempo.com

La Que Buena - KBUA 105.5 / KBUE 94.3 FM - Los Angeles | Aqui Estas: