Que no le digan, que no le cuenten... Ni los ostiones, ni el aguacate, ni las almendras funcionan como afrodisiacos

Escrito   ▪  22/04/2013

article-image-14277

Que no le digan, que no le cuenten... Ni los ostiones, ni el aguacate, ni las almendras funcionan como afrodisiacos. Comprobado científicamente. No existe estimulador erótico comestible. Los expertos aseguran que todo es mental.

¿Por qué con el pasar de los años en una relación baja la líbido y suben las distancias? Porque la costumbre y la pasión son como el agua y el aceite. No se llevan.

Estimular el deseo en la pareja es fundamental.

Incertidumbre, novedad y erotismo se llevan de maravilla.

¿No ha escuchado ese dicho que dice que escobita nueva barre bien? Es cierto. Y a usted no le interesa barrer con otro modelito ni que su marido se consiga un mechudo, bueno...

mechuda. Entonces ¡póngase las pilas! Famosa antropóloga asegura que el coctel de hormonas que se desata en la primera fase del enamoramiento, la más lujuriosa, apenas dura unos dos años. En cambio la oxitocina, la que nos conduce al apego, es la más permanente. La clave, entonces, es añadir unas gotas de complicidad, de riesgo, de juego y picardía cuando los años empiezan a arruinar la excitación de la novedad.

Evitar las relaciones demasiado familiares ¿A qué me refiero? Esas relaciones de mejores amigos o tipo madre e hijo matan la pasión.

Agréguele un toque de locura.

No vaya ahora a pelearse y correrlo de la casa para después buscar la reconciliación ¿Qué tal que le tome la palabra? No comadre, esfuerzo, acción, creatividad, busque la risa y un toque de celos. Como decían las abuelitas "señora en la casa, amante en la cama".

¿Si no tengo ganas de buscar intimidad es porque la relación está terminada? Para nada... Todo en esta vida es de quien lo trabaja ¿A poco no? ¿Quiere tener una relación íntima exitosa? Échele ganas.

Voluntad y programación mental.

¿Futbol y películas de suspenso o noticieros con trágicos reportajes antes de dormir? Un fracaso.

Réntese una peliculita romántica o más atrevida si no tiene prejuicios. Prenda unos inciensos, saque unas cremitas estimulantes. El otro día me llegó un mensaje que decía: "qué pena dan aquellos que todavía piensan que la Nutella es solamente para ponerle al pan".

¡Aviéntese! Saque la artillería pesada para seducirlo y hágalo temprano.

No se espere a las 12 de la noche, cuando el marido a esa hora ya ronca. De por sí los agarra uno cansados, estresados y mayores ¡No abuse! ¿Saben que funciona? Dedicar un día a la semana para tener intimidad cuando pasan las ganas de a toda hora, en cualquier lugar. Hay que buscar la proximidad, no permitirle a la frialdad instalarse en la casa.

Platíquelo con la pareja. suavecito. No le vaya a decir "mi vida en esta casa se hace el amor los viernes a pm estés o no estés ¿Qué pasó? Suavecito y con dulzura, dialoguen y pónganse de acuerdo antes.

No ose salir con la mantequilla de maní, la crema depiladora, la reductiva y estimulante y el marido piense que es otro curso de estética que usted acaba de tomar en lugar de que se dé cuenta que anda deseosa.

Hablando la gente de entiende, no se lo imponga ni pretenda obligarlo. Hágale creer que es una idea de los dos. No suya, la de tener un día a la semana para gozar en pareja.

Hágalo sentir importante durante la plática. Hay que estar dispuesta si la intimidad es helada, a trabajarlo. Como si fuera una conquista. Olvídese de la firma, de que lo tiene seguro.

Es necesario tener una vida sexual plena. Disfrutar esa parte que por los hijos, el trabajo y la misma cotidianidad seguro tiene olvidada.

Ya no lo lleve a comer mariscos para insinuar que usted quiere chaca chaca ¿Quiere chocar los carritos? ¡Póngale gasolina a la relación! Los dos se merecen gozar.

Punto muy importante para poder decir y vivieron felices yq para siempre gracias al Manual de la buena esposa
 

 

diariobasta.com

 

La Que Buena - KBUA 105.5 / KBUE 94.3 FM - Los Angeles | Aqui Estas: