¡Se armó la gorda! El público quería comerse a Julión Álvarez por cantar sólo un ratito

Escrito   ▪  21/01/2013

article-image-11430

Julión Álvarez estuvo a punto de ser linchado por cientos de personas en el palenque de la Feria de León 2013, ya que el cantante interrumpió su actuación por órdenes de los organizadores, aún cuando apenas llevaba poco más de una hora cantando.


Los hechos ocurrieron la madrugada de ayer, al filo de la medianoche, cuando el grupero comenzó su participación ante seis mil personas reunidas en el referido recinto del bajío.

El espectáculo se desarrollaba conforme lo planeado, hasta que le ordenaron terminar, ya que por lineamientos de Protección Civil no podía extenderse más allá de las dos de la madrugada. Eran diez minutos antes de las dos de la mañana cuando el intérprete anunció su retirada y los motivos de la misma, cosa que no le agradó nada a sus seguidores, pues llevaba apenas hora y media sobre el escenario.

De entre la multitud comenzaron a llover hielos, vasos y botellas hacia el ruedo, donde Julión siguió cantando sus últimas canciones entre mentadas de madre e insultos, mismos que su hermano y también representante trató de calmar. Ricardo Álvarez encaró a las personas que estaban lanzando objetos a su hermano y ahí comenzó una batalla campal, a la que momentos después se sumaron los elementos de la Policía Municipal encargados de la seguridad del evento, así como los escoltas de Julión.

Mientras tanto, Álvarez continúo cantando sin percatarse de lo que a unos metros estaba sucediendo con su hermano, quién yacía en el centro de una nube de puñetazos y patadas entre el público y los uniformados.

Fue hasta que decenas de personas bajaron de las gradas hacia el escenario, que Julión se dio cuenta que había quedado desprotegido. Muchas mujeres aprovecharon la ausencia del cuerpo de seguridad para acercársele y tocarlo, cosa que en un principio le gustó al cantante, hasta que la situación se volvió incontrolable.

En cuestión de segundos, los fans, hombres y mujeres por igual, invadieron el escenario, obligando a Julión y su Norteño Banda a suspender por completo su actuación, ya que, desesperado, el grupero trataba de que la bronca parara y su hermano fuera liberado. Después de que se subiera a las gradas a gritarle a los policías que dejaran de pegarle a su hermano, la trifulca se paró, resultando Ricardo con golpes y rasguños en el rostro y varias partes del cuerpo, según se pudo apreciar en su camisa rota, terminándose así el concierto.
La Que Buena - KBUA 105.5 / KBUE 94.3 FM - Los Angeles | Aqui Estas: